Erlich Propiedades | Hágasela fácil a los potenciales compradores de su propiedad
403
post-template-default,single,single-post,postid-403,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Hágasela fácil a los potenciales compradores de su propiedad

Probablemente alguna o varias veces usted haya estado del otro lado del mostrador. Es decir, que en vez de ser vendedor de una propiedad, ha sido comprador. Para quien nunca lo fue, o lo fue hace muchos años, vamos a repasar como hace un comprador para buscar y seleccionar la propiedad que quiere comprar en esta nueva era digital.
En primer lugar recorre los portales, mira avisos y fotos y selecciona aquellas propiedades que resultaron de su interés. Luego se contacta con las inmobiliarias ya sea por mail o por teléfono para ampliar alguna información de esas propiedades y/o para concretar directamente una visita. Es en este momento donde se vuelve crucial la facilidad que tenga el potencial comprador para poder concretar una visita, facilidad que debe dar tanto la inmobiliaria como usted como propietario. Pongamos como ejemplo que el comprador seleccionó 15 propiedades de las cuales luego de averiguar algunas características particulares, arregla con 10 para concretar visitas. Seguramente visitará primero las 3, 4 o 5 que le resultó más sencillo concretar una visita, es decir, que fácilmente le armaron una cita en los días y horarios que el potencial comprador podría visitar y ni la inmobiliaria ni el vendedor le pusieron trabas u obstáculos para organizarla.
Si entre esas 3, 4 o 5 propiedades no estaba la suya, y alguna de ellas gustó mucho al potencial comprador, es probable que aunque la suya podría haber sido mejor, más linda, mejor ubicada, etc., y la haya elegido el potencial comprador, nunca la llegue a visitar pues no estuvo entre las fáciles de ver. Por eso recuerde que cuanto más disponibilidad de horarios tenga su propiedad para ser visitada, mayores y más rápidas son las posibilidades de venta de la misma. Siempre habrá algún familiar, amigo o vecino que estará dispuesto a ayudarlo en horarios en que usted no disponga de tiempo para estar en su casa.
No pierda oportunidades. ¡Cada visita es una oportunidad para encontrar al nuevo propietario de su propiedad!