Erlich Propiedades | Inmobiliaria: mucho más que mostrar una propiedad
387
post-template-default,single,single-post,postid-387,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Inmobiliaria: mucho más que mostrar una propiedad

A la hora de vender o alquilar nuestra propiedad, muchas veces pensamos sobre la conveniencia o no que la misma se trabaje a través de una inmobiliaria. Quizá lo primero que nos surge es pensar que la inmobiliaria solo se encargará de mostrar la propiedad, que es algo que por ahí podría hacerlo yo mismo o pedirle a alguien una ayuda.
Pero realmente, ¿cuál es el rol de una inmobiliaria en toda la fase de comercialización de la propiedad?
1- La inmobiliaria será la que me pueda dar el valor real de mi propiedad tanto para la venta o alquiler, es decir, hacer la tasación de la misma. Es la que toma en cuenta muchas cosas como comparables, ofertas similares, valores reales de cierre y no sobre lo que se pública, etc. En definitiva tiene un conocimiento objetivo que permite tener un valor real de la propiedad y no lo que uno cree.
2- Cuando decido tomar los servicios de determinada inmobiliaria, la misma se ocupará de revisar la documentación de la propiedad para ver que esté en orden para la operación que deseo realizar, así como asesorarme sobre lo que me estuviera faltando o debo conseguir.
3- Se ocupará de hacer el relevamiento detallado de la propiedad, tomar las fotos para las publicaciones, medidas, etc.
4- Se ocupará de publicar la propiedad en los distintos portales, sitios, páginas web y atenderá todas las consultas que de las mismas surjan.
5- La inmobiliaria atenderá por mail o vía telefónica a los distintos interesados, dando detalles de la propiedad, evacuando dudas y armando las citas con posibles interesados, debiendo luego (si es que no dispone de llaves en una propiedad vacía), coordinar las visitas con el propietario y llegado el caso recoordinar con el interesado.
6- Deberá mostrar la propiedad a posibles interesados, destacando todas las bondades de la propiedad, pero centrándose en las cosas que le puedan interesar al cliente, que muchas veces no son exactamente las que nosotros como propietarios pensamos como importantes.
7- Deberá atender las consultas específicas, de clientes que ya han visitado la propiedad y piden información adicional.
8- El lugar (y acá empieza el partido), atenderá a posibles interesados para avanzar con una oferta y una reserva, y es acá donde empieza recién todo el proceso de negociación e intermediación que permite obtener una operación exitosa.
9- Luego de obtenida la reserva, se ocupará de negociar con las partes las distintas variables de la operación como el precio de cierre, formas de pago, lugar de pago, que le corresponde a cada parte, etc. (Para el caso de una venta) o bien valor de alquiler, revisar la documentación del inquilino, verificar el estado de la garantía, etc. (Para el caso de un alquiler)
10- Haber logrado que ambas parte realicen una operación exitosa!!!
¡Entonces quizá la duda sea como elegir a la mejor inmobiliaria para mi propiedad!