Erlich Propiedades | ¿Reserva o seña?
326
post-template-default,single,single-post,postid-326,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Reserva o seña?

Existen dos conceptos en el proceso de venta de una propiedad que suelen confundirse y de los cuales a veces no sabemos muy bien sus diferencias.
Cuando una propiedad está en venta a través de una inmobiliaria y aparece algún interesado en firme por la propiedad, éste se acerca a la inmobiliaria para realizar una oferta. En ese momento, la inmobiliaria le tomará una reserva.

Esta no es ni más ni menos que una garantía de oferta del posible interesado y a partir de ahí y hasta que la misma se resuelva favorablemente o no la inmobiliaria se compromete a suspender la oferta de esta propiedad a nuevos interesados para poder negociar con el propietario y con el posible interesado la operación.
Quien hace una reserva de una propiedad entrega una cantidad de dinero en garantía a la inmobiliaria como garantía de su oferta. Es decir, que si el propietario acepta su oferta tal como fue realizada y el futuro comprador se arrepiente, perderá la suma de dinero entregada.
Pero si su oferta no fuera aceptada tal como fue realizada y el futuro comprador no quisiera cambiar ninguna condición, su dinero deberá serle reintegrado en forma inmediata. Es importante destacar que el vendedor no está involucrado en la reserva, por lo tanto no tiene ningún compromiso.

La seña ya es un compromiso entre ambas partes. Es decir que si el comprador la incumple pierde el monto entregado y si el que incumple es el vendedor deberá devolver el monto recibido más otro tanto en concepto de indemnización. La seña por lo tanto, en general es posterior a la reserva y se debe firmar una vez que todas o al menos la mayoría de las condiciones fueron ya acordadas entre las partes, ya que si surge algo no acordado posterior a la seña y no hubiese acuerdo se generaría un conflicto respecto de quién es la parte incumplidora.

Esto es muy importante para tener en cuenta, para que cuando como vendedor lo citen a firmar una seña, no queden cosas aún sin acordar, como monto de la operación, condiciones de la misma, tiempos de entrega, etc.
En general el monto entregado en una seña es mayor a la reserva y menor al que se necesitaría para un boleto.
Por lo tanto, debe tener en cuenta como vendedor que tanto al firmar una seña como al conformar una reserva, usted debe recibir el dinero de la misma ya que si no recibe el dinero y o puede disponer del mismo para lo que usted decida, no tendría sentido que se comprometa a devolver el doble.

Si te gustó la nota dejanos tu mensaje!