Erlich Propiedades | Si te ven bien te contratan, si te ven mal te maltratan
384
post-template-default,single,single-post,postid-384,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Si te ven bien te contratan, si te ven mal te maltratan

Ya lo dice la diva: “Si te ven bien te contratan, si te ven mal te maltratan”. Si trasladamos este dicho a una propiedad que tenemos en alquiler, podríamos decir que si un departamento está en buenas condiciones seguramente será mucho más fácil y seguro poder encontrar un inquilino que cuide la propiedad, mientras que no podemos esperar que alguien que alquila un departamento en malas condiciones, vaya a ser un inquilino muy cuidadoso y prolijo.
Esto quiere decir literalmente “buenas condiciones” y no reciclado o cosas parecidas. Buenas condiciones implica buen estado de pintura o recién pintado, sin humedades, con alacenas y bajo mesadas limpios y sin tener estantes rotos o podridos. Con sus puertas ajustadas, puertas de placares en buen estado y que cierren correctamente, pisos sin rayones, etc.
Es decir, antes de mostrar un departamento para alquilar es conveniente prestar atención a todos estos detalles si su intención es encontrar un inquilino cuidadoso. Por un momento mire la propiedad como si fuera usted el interesado en alquilarla y pregúntese: “¿Alquilaría yo una propiedad en este estado?”. No vale hacer trampa en la respuesta. Sea honesto con usted mismo y descubrirá en forma inmediata cuales son los arreglos mínimos imprescindibles que debe hacerle a su propiedad. Y recuerde que el futuro inquilino nada tiene que ver ni es culpable de cómo lo entrego el anterior. En todo caso reaccione a tiempo cuando le entregan el departamento reclamando al inquilino y/o a los garantes (que dicho sea de paso son solidarios con todas las obligaciones del inquilino inclusive la de entregar el departamento en las mismas condiciones que lo recibió). Y tenga en cuenta que un inquilino cuidadoso, como el que seguramente podrá conseguir con un propiedad en buen estado, está cuidando su patrimonio y le evitará grandes inversiones para futuros alquileres. Y piense que una propiedad de renta requerirá cada tanto de una mínima inversión del propietario para su mejor conservación y mantenimiento.